Mascarillas Caseras para Piel Seca & Grasa

En este artículo veremos tres tipos de mascarillas caseras cada una para distintos tipos de piel:
-para aquellos que tengan piel grasa
-para aquellos que tengan piel seca
-para aquellos que quieran recuperar suavidad en la piel

 

Mascarilla casera para piel grasa

Se debe realizar una mezcla compuesta por:
– ½ manzana roja
– ½ pepino
– varias gotas de limón (15 gotas aproximadamente)
– una clara de huevo

Triturar la manzana y el pepino y realizar una mezcla batiendo hasta que quede uniforme. Luego colocar en el rostro y/o zonas del cuerpo que se quiera. Dejar aplicado durante aproximadamente 20-25 minutos.

Enjaguarse la cara con agua tibia.

Se recomienda el uso de esta mascarilla en aquellas pieles grasas o con tendencia a engrasarse.

Conviene que todos los elementos sean obtenidos desde la heladera, ya que si la mezcla está un poco fría, es mejor.

 

Mascarilla casera para piel seca

Se debe realizar una mezcla compuesta por:
– dos cucharadas de cacahuates (maní)
– una cucharada de miel
– una cucharada de aceite de oliva

Se debe conseguir triturar muy bien el maní, por lo que se aconseja usar alguna trituradora. Luego mezclar bien lo obtenido para conseguir uniformidad en la mezcla. Por último, aplicarlo sobre la piel y dejarlo sobre la misma durante aproximadamente 15 minutos.

Pasado el tiempo, lavarse la cara con agua, ni muy fría ni muy caliente.

Esta mascarilla está recomendada para aquellas personas que tengan una piel seca, para conseguir una mayor hidratación.

 

Mascarillas caseras para lograr suavidad y limpieza de la cara

1) Se debe realizar una mezcla compuesta por:
– un chorro de yogurt
– una cucharada de miel
– unas quince gotas de limón
La mezcla generada debe ser aplicada en el rostro durante 30 minutos, luego enjuagar con agua tibia.

2) Se debe realizar una mezcla compuesta por:
– un chorro de leche o una cucharada de leche en polvo
– una clara de huevo
– una cucharada de miel
Mezclar bien y aplicar dejando actuar durante 20 minutos. Luego enjaguar con agua tibia.