Limpieza de cutis

Una de las formas de dejar tu rostro limpio e hidratado, es realizando una limpieza de cutis, ya sea casera o con productos especiales. Esto permitirá que tu piel luzca más radiante y que al mismo tiempo se tonifique. Es por ello que en este artículo indicaré los pasos principales para que la puedas llevar a cabo. Eso sí, recuerda que no siempre es conveniente realizarla si tienes acné u otra afección en la piel, ya que en estos casos puede ser contraproducente.

 

1) El primer paso que debes hacer es lavarte muy bien las manos y posteriormente la cara. Si lo deseas, puedes colocarte un gel limpiador o bien acompañando de alguna mascarilla casera de limpieza. Otra opción que puedes tomar para limpiar es si no tienes un producto limpiador o no tienes una mascarilla en mente, es usar té de manzanilla. Simplemente debes colocar la bolsita de té como si fueras a tomarlo, pero en vez de hacer esto, toma un algodón y empápalo en el mismo. Luego pásate el algodón por toda tu cara. Sea cual sea la opción que elijas, tu rostro debe estar bien limpio antes de empezar. Y por las dudas, recuerda retirar el producto o mascarilla que uses siempre con abundante agua tibia.

2) El segundo paso para continuar con la limpieza de cutis es realizar una mascarilla casera para refrescar y nutrir tu rostro. Para ello te dejo los ingredientes necesarios para la mezcla: un poco de yogur bebible, una cucharada sopera de miel y algunas gotas de limón. Revuelve bien los tres ingredientes y luego aplica la mascarilla en tu rostro, dejándola reposar por 20 a 30 minutos. Otro consejo opcional es que coloques sobre tus ojos dos rodajas de pepino, ya que los componentes de este fruto son ideales para la piel y para quitar las tensiones en la misma.

3) El tercer paso es quitar la mascarilla del rostro con abundante agua tibia, es decir, hasta que no quede ningún rastro de la misma. Con estos tres pasos quedará listo el proceso de limpieza de cutis. ¿Sencillo no?

 

Consejos para el cuidado del cutis

Este tipo de limpieza ayuda a eliminar los puntos negros, pero recuerda que aunque queden ahí en tu nariz, no debes comenzar a apretarlos con tus dedos, ya que si bien lograrás extraerlos, puedes provocar que se inflame la piel y que posteriormente aparezca una espinilla en su lugar. En vez de esto, consigue las tiritas adhesivas que se utilizan para extraerlos.

 

Algunos datos extra

Si decides realizar una limpieza de cutis con un profesional, recuerda que por más que te diga que debes realizarte la misma todos los meses, lo más recomendable es no abusar y no superar las 3 veces al año.

Otro dato interesante es saber determinar qué tipo de piel tienes, ya que de esto dependerán los productos o mascarillas caseras que debes aplicar en tu rostro. Con esto quiero decir que si tienes piel seca tu cara seguramente suele estar tirante y con formación de escamas, es opaca y puede estar deshidratada. Si es piel grasa, tendrás los poros grandes, la piel estará por lo general grasosa pero hidratada. Mientras que si es una piel mixta, por lo general sólo es grasosa en la zona T del rostro.

Los cutis grasos o que presenten acné requieren de mayores cuidados e higiene, aunque no excesiva, ya que la grasa provoca suciedad y que luego facilita la salida de espinillas. Además debes procurar cambiar seguido la funda de la almohada ya que acumula grasitud y también es recomendable no usar flequillo o bien recogerse el pelo (al menos al dormir).

Aun así, cualquiera sea el tipo de piel que presentes, recuerda que la mejor forma de mantener un buen aspecto, no es abusando de limpiezas de cutis caseras, sino manteniendo una correcta higiene e hidratándose diariamente en forma recomendada, es decir, tomando casi dos litros de agua al día.