El Limón para manchas y acné


Desde siempre el limón ha sido usado como blanqueador en la ropa y también para combatir el acné y blanquear sus manchas, dado que sus propiedades naturales lo convierten en un astringente por defecto. Pero la pregunta es si en verdad esto funciona o si es sólo un mito, y eso es lo que explicaré a continuación.

Rápidamente puedo decir que es verdad que el limón ayuda a combatir la grasitud de la piel, dado su astringencia natural. Esto no significa que sea efectivo para contrarrestar el acné, ya que la piel grasa y el exceso de grasitud son una de varias causas de la aparición de espinillas y granos. Es por esto que en realidad en limón no estaría involucrado en eliminar el acné por este lado, sino en reducir la grasitud del rostro y “limpiarlo”. Aun así debo aclarar una cosa: como el limón puede resecar un poco la piel si se coloca directamente (sin disolverlo en agua u otro líquido), es posible que los granitos y espinillas también se resequen en parte. Esto último y junto con el poder de astringencia que tiene el limón, pueden ser las causas por las cuales la gente piensa y sostiene que este fruto sirve para eliminar el acné. Por lo tanto, por este lado, puedo decir que es un mito a medias, ya que tiene algo de verdad.

Por otro lado tenemos que el limón es usado para aclarar manchas en la piel, y debo contestar rápidamente que esto no es un mito. Dadas sus propiedades de blanqueador, si lo usas cuidadosamente y con perseverancia, al cabo de un tiempo lograrás que la mancha en la piel se vaya desvaneciendo o aclarando. Por supuesto que debes tener cuidado con no excederte y con la exposición al sol, ya que si esto último ocurre, el mismo jugo te manchará aún más la piel.

La mayoría de las personas que utilizan diariamente el zumo de limón, se lo colocan durante 20 minutos aproximadamente en las zonas que desean aclarar. Si pruebas hacer esto y sientes que la piel comienza a arder debes diluirlo con agua. Este proceso diario hará que al cabo de semanas empieces a notar sus efectos de blanqueador.

A continuación detallaré los pasos a seguir
En primer lugar debes lavarte bien la cara, ya que debemos dejarla limpia y sin grasitud. Recuerda secarte bien con la toalla. A continuación toma un limón y córtalo por la mitad. Exprime lo suficiente como para la cantidad de manchas que quieres blanquear. Moja tus dedos con el jugo o bien utiliza un algodón para colocártelo. No te pongas demasiada cantidad o experimentarás irritación en la piel. Si sientes que te arde, simplemente pásate un poco de agua en el lugar. Vuelve a intentar colocarte el jugo en esa zona, pero esta vez diluye con un poco de agua previamente. El zumo de limón mezclado con agua es un poco menos efectivo, pero si tu piel no aguanta el zumo puro, entonces será tu única opción en principio y hasta que se acostumbre a los efectos astringentes del mismo.
Recuerda que no puedes estar en exposición al sol mientras tengas colocado jugo de limón en tu rostro, de lo contrario te mancharás la piel.
Deja que el zumo haga su efecto durante aproximadamente 20 minutos y unos 30 minutos en el caso de haberlo diluido con agua.

Recuerda que el zumo puede ser combinado con otros elementos caseros como ser la miel, cuya acción en conjunto es útil frente al acné, ya que el limón con sus propiedades astringentes y la miel con sus propiedades antibacterianas y regenerativas, hacen que esta combinación sea una entre las mejores.

Revisa la sección de mascarillas para realizar alguna mascarilla con el limón.