Aloe Vera y Miel para el acné

Mucha gente cree que el Aloe Vera (sábila) y la miel, sirven para curar el acné. Esto no es así, sino que es una confusión de sus verdaderas propiedades.

El Aloe Vera es una de las mejores cosas que te puedes colocar en la piel, puesto a que sus propiedades naturales son excelentes para que la piel se vea mucho más fuerte. Lo mismo pasa con la miel, la cual mejora notablemente el aspecto de la piel.

Ambas cosas son usadas más que nada por su gran eficacia al momento de regenerar tejidos dañados, es decir, cuando te lastimas lo mejor que puedes hacer es ponerte Aloe Vera o Miel como segunda opción. Si lo haces, la herida cicatrizará más rápido y probablemente no te dejará una marca. Es por ello que son buenas para aquellos que tienen acné, debido a sus heridas, pero esto no significa que combatan el acné. No te eliminarán granos y/o espinillas, esa no es su función, sino la de mejorar la piel y acelerar el proceso regenerativo de la misma.

Como conclusión, ambos son excelentes para la piel, pero no eliminan el acné.